No importan las palabras, sino lo que brota de tu corazón

Trágica y triste es la vida,

pesimismo en todo el ámbito

sociedad sin carácter agresivo.

¡Pobre de mi corazón en la ruina!

No necesito un amigo,

no quiero compañerismo

no puedo vivir contigo,

pero sí quiero un corazón

libre y sin ninguna condena.

El primer día de primavera

cuando la sangre altera

descubrí la bella azucena,

limpia y tan pura como la arena.

Descubrí pues el amor,

no siento este pesimismo

que tan oscuro me hice a mí mismo.

No importan las palabras

sino lo que brota de tu corazón.

Amiga, abre el camino

guíame, con tu amor

te seguiré con pasión

gusto de tu fervor corazón.

De colores llenaste mi vida,

calla y no hables

no importan las palabras

sino lo que brota del corazón.

Ciega era La Luz de mi día

que impedía señora mía

verte brillar con luz propicia.

de rosas blancas tu corazón

el mío de dulces rojas,

unámoslas y que alcen su olor.

Calla, no importan las palabras

me importa lo que brota de tu corazón.

Posts  
Recientes